sábado, 20 de agosto de 2011

La cerámica en el Antiguo Egipto

Siempre tendemos a comparar las diferentes culturas de la antigüedad, además de sus diferentes tendencias artísticas, el caso de la cerámica no es diferente, pero como podemos apreciar no tiene nada que ver con la cerámica clásica.

La cerámica egipcia se empezó a desarrollar desde los albores del egipto faraónico, durante el período predinástico (5500 - 3100 . c), y aunque su proceso principal fué la fabricación de recipientes con diferentes usos como vajillas o almacenamiento, también se realizaban figurillas de cerámica, útiles de telar, moldes para fabricación de objetos o máscaras funerarias.

Para estudiar la cerámica del Antiguo Egipto podemos acudir a diferentes fuentes:

- las literarias de donde podemos extraer el proceso de fabricación, o las fases de producción.

- las iconográficas: que sobre todo proceden de las imágenes de las tumbas egipcias y donde podemos ver la elaboración de los objetos.

- arqueológicas: de donde podemos extraer el objeto en sí, y proceder al estudio del material, fecharlo (técnicas de datación) o someter a los objetos a determinados análisis para saber su composición (gracias a esto podemos conocer su procedencia, si vienen de fuera o no, por lo cual se pueden ver rutas comerciales, locales o de largo alcance).

Llendo al tema de la fabricación, la materia principal para la fabricación de cerámica que utilizaban los antiguos egipcios era la arcilla (barro), el cual era muy sencillo de conseguir en el Antiguo Egipto, ya que la inundación del río produciendo el barro aluvial que los egipcios utilizaban para cultivar, pero que al mismo tiempo era la materia prima esencial para la fabricación de la cerámica.

Vamos a ver ahora el desarrollo de la producción cerámica en egipto, el cual está en relación con la evolución de los períodos históricos. Las primeras piezas fabricadas proceden de los primeros períodos Badariense (4500 - 3800 a. C) y Amratiense (Nagada I - 4000 - 3600 a. C), característicos del egipto predinástico, los recipientes son elaborados con técnica manual y tienen paredes muy finas, además de ser característicos por el color rojizo y negro típicos de estos recipientes.



Cerámica Nagada I

Las superficies además de lisas, suelen estar pulidas y las formas suelen ser alargadas y de tipo recipientes para contener alimentos, además de ser característicos por la ausencia de asas. Este tipo de cerámica suele encontrarse en ambiente funerario.

Otra de las cerámicas características del período predinástico es la de la etapa Amratiense, cerámica con técnica manual y esta vez con tonos claros y se incluyen las primeras imágenes en la cerámica egipcia. Los colores elementales son ocres sobre fondos rojizos. Las imágenes suelen ser de animales, geométricas, o de barcos.

Durante la siguiente fase en la evolución del período predinástico, Nagada II o Gerzense (3600 - 3200 a. c) atendemos a una evolución de la cerámica se mezcla la arcilla con elementos aluviales, por lo que para depurar la cerámica es necesario cocerla a una temperatura mayor, proporcionando así a los antiguos egipcios recipientes de mayor calidad. Principalmente utilizaban este tipo de recipientes para almacenar líquidos como leche, vino o miel, hecho que facilitaba su conservación y transporte.

La decoración es similar a la de etapas previas, ya que contienen figuras realizadas en ocre sobre un fondo rojizo o marrón.


Cerámica Nagada II

La evolución de la cerámica hacia la imágen, indica así mismo una evolución social, hecho que podemos apreciar en el siguiente período
donde la cronología nos indica que se produce una unificación del estado egipcio, unificación que según las primeras teorías era rezlizada por Menes o Narmer, y que iniciaba el período histórico del Imperio Antiguo, teoría que ha sido descartada ya que con las pruebas que se han encontrado en los últimos años sabemos que antes de ese período se habían producido también luchas para unificar el estado egipcio.

Durante el período de Nagada III, abundan las formas destinadas a almacenar productos , también sin asas, formas que también podemos atestiguar en tumbas, y emiezan a ser frecuentes los platos y los cuencos, dando paso a los tipos típicos del Imperio Antiguo. Con respecto a este período podemos decir que hay mucha variedad de formas, formas que son dedicadas principalmente al almacenamietno y no tienen asas.

Los recipientes del Primer Período Intermedio no presentan muchas diferencias con el período anterior, pero comienzan a aparecer nuevas formas que son de mayor tamaño, posiblemente influenciada por la evolución del comercio, ya que eran muy útiles para el transporte y almacenamiento. A partir del Imperio Medio, se empiezan a fabricar recipientes que no sólo sirven para almacenamietno sino que se utilizan en las ofrendas de las tumbas, y empiezan a ser utilizados en otras artes egipcias, como la elaboración textil o la fabricación de pan.

Además de este período es característico el comienzo de la fabricación de pequeñas figurillas de cerámica, que conocemos como ushebtis, estatuillas que apartir de ahora encontraremos sobre todo en ámbitos funerarios.

A partir del Segundo Período Intermedio y del Imperio Nuevo, podemos apreciar novedades que vienen de las relaciones de Egipto con el exterior. Según análisis realizados a algunos recipientes, podemos ver que el material utilizado para realizarlos no procede de Egipto sino que viene del exterior, como conocemos durante el Imperio Nuevo se produce un gran avance en cuanto a relaciones diplomáticas se refiere, y Egipto recibe muchos tributos y regalos del exterior, elementos que son utilizados para la fabricación de objetos. Así, podemos ver que llegan formas de cerámicas cananeas y proximo orientales, además de estas las cerámicas hechas en Egipto suelen llevar decoraciones vegetales .

En períodos posteriores, Egipto, vive un mayor contacto cultural produciéndose además la llegada de los griegos. Este hecho produce una profunda transformación en cuanto a vida cotidiana se refiere, y se trasladan todas las formas cerámicas griegas al país del Nilo, hecho que se ha comprobado arqueológicamente. Poniendo así de manifiesto la importancia que tuvo para egipto el contacto con otras culturas.

Bibliografía:

LOPEZ GRANDE, M.J; La cerámica del Antiguo Egipto.

SHAW. I and NICHOLSHON.P; Dictionary of Ancient Egypt, Brithish Museum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada